Comenzamos con una extensa revisión de la misión de la organización, o en los casos que estemos elaborando el plan estratégico por primera vez, puede significar el desarrollo de la declaración de la misión. Podemos definir la misión como “el objetivo, objeto, cometido, finalidad o función estable y permanente de la unidad organizativa (u organización o conjunto de organizaciones” (Fantova, 2005)1. La misión representa la identidad y personalidad de la organización. ¿Cuál es la esencia de nuestra organización y cuál queremos que sea?, recoge su razón de ser, por la que se justifica su existencia. La misión forma parte del sistema de principios, valores y creencias de la organización. Es importante que sea conocida por todos los miembros, ya que sirve como elemento aglutinador y de cohesión, proporcionando una cierta identidad. Uno de los errores más comunes consiste en transformar el enunciado de la misión en enormes párrafos Más >