Isaac Mao1, empresario, blogger e investigador en el campo de la enseñanza 2.0, considera que la condición de compartir del ser humano forma parte de su propia naturaleza, es decir, en la propia sinapsis neuronal, por lo tanto está codificado en el genoma humano. Existe una predisposición innata que él denomina sharismo2 (del inglés share, compartir). Para Mao el “sharismo” es el “Espíritu de la Era de la Web 2.0” y lo resume en una frase: “Cuanto menos compartes, menos poder tienes3. El sharismo será la política de la próxima superpotencia global. No será un país, sino una nueva red humana unida por el software social

Casi todas las actividades que implican compartir generan resultados positivos, se logra, de acuerdo con Mao una felicidad inmediata que actúa como primera recompensa pero tenemos otras:

  • Recibir comentarios, sabremos si hemos logrado provocar interés,

Más >