Hace unos días acudieron a mi domicilio unos vendedores de enciclopedias (dicho con todo el cariño) del Grupo Planeta, de la unidad de Grandes Publicaciones1. No entrare en las técnicas utilizadas para acceder al domicilio como “estamos haciendo un encuesta sobre hábitos de lectura”, ni en las técnicas de venta desplegadas por los vendedores, desarrolladas con más o menos acierto.

Lo que si me llama la atención es la estrategia del Grupo Planeta.

Los vendedores con toda la amabilidad del mundo pasaron a intentar vender la obra “Rutas por España”. Una vez escuchada las características de la obra con todo lujo de detalles, el vendedor todo amabilidad pregunto:

  • ¿Como lo ve? ¿Buena, verdad?
  • Bueno, la verdad es que yo este tipo de cosas las miro en Internet.
  • ¿En Internet? ¿Pero sabe la cantidad de errores que tiene Internet? Uno dice una cosa, otro otra. En un lado pone 4 en otro 5. No sabe uno cual es la información correcta.
  • Hombre siempre puede uno valorar la reputación y fiabilidad de quien escribe.
  • Pero si puede escribir cualquiera – insistía el vendedor – nuestros autores si que tienen reputación, no esos que no sabemos quienes son.
  • Hombre siempre nos queda Wikipedia – argumente -.

Como movido por un resorte, rápidamente abrió su maletín. Parecía que estaba esperando el momento. Saco un grupo de artículos.

  • ¡Wikipedia!, pero si esta lleno de errores. Mire, mire, todos estos artículos hablan de la cantidad de errores que tiene Wikipedia.
  • No dudo que Wikipedia tenga errores – trate de argumentar – como todas las enciclopedias, pero…
  • Pero… Pero…, como se puede fiar de un sitio donde cualquiera puede poner lo que quiera, un montón de gente poniendo cosas. Además son voluntarios, lo hacen por nada, no sabemos quienes son. ¿Que confianza puede darle eso? Yo ahora entro y pongo lo que me de la gana.

No me cabe duda que esta es una estrategia de la compañía, acudía preparado y dispuesto para derrotar a su gran enemigo: Internet, y en concreto Wikipedia2. Pero quizás esta sea una estrategia equivocada.

Wikipedia es un proyecto para construir una enciclopedia libre en múltiples idiomas. Cuenta actualmente con más de 15 millones de artículos redactados por voluntarios de todo el mundo. No es un error, no. 15 MILLONES DE ARTÍCULOS.

Wikipedia es criticada en cuanto a la fiabilidad y precisión de sus contenidos. Datos erróneos difíciles de detectar y la tendencia a contener más y mayores artículos relacionados con la actualidad y no con el conocimiento acumulado a lo largo de la historia. Otra debilidad que no podemos olvidar es el vandalismo, bromas, modificaciones ofensivas, etc. en los artículos.

La revista científica Nature3 en diciembre de 20054 publicó que Wikipedia en inglés era casi tan exacta en artículos científicos como la Enciclopedia Britannica5. Nature comparó 42 artículos científicos de ambas y detectó 123 errores u omisiones en los artículos de la Británnica, y 162 en la versión inglesa de Wikipedia. En casos de errores encontrados considerados como “serios”, hubo un empate: cuatro vinieron de cada una de las fuentes. Sin embargo, hay un factor importante: las entradas en la Wikipedia son de media, 2.6 veces más largas que en Britannica, lo que mejora el ratio texto/errores en favor de Wikipedia.

Pierre Assouline6, periodista francés, dirigió un estudio sobre Wikipedia publicado en “La revolución Wikipedia”7. La conclusiones de este estudio son bastante críticas, entre otras cuestionan el estudio de Nature al definirlo de poco estricto y sesgado. Según su propio estudio, la Enciclopedia Britannica continuaba siendo un 24% más fiable que la Wikipedia.

Sam Vaknin8, enemigo confeso de la Wikipedia, resume los principales problemas de Wikipedia en un artículo que publicó en American Chronicle bajo el título Los seis pecados de la Wikipedia”9:

  • Es opaca: no se conoce a los autores de los artículos.
  • Es anárquica.
  • La fuerza es el principal derecho editorial, pues la autoridad va en función de la cuantía de participación (sin importar la calidad de ellos).
  • Está contra el verdadero conocimiento, pues los expertos reconocidos son rechazados y atacados en ella. ¿Quiénes son los eruditos?
  • No es una enciclopedia aunque se presente como tal.
  • Es una fuente de difamación y violaciones del copyright.

Es cierto que Wikipedia tiene errores, como otras fuentes de información, tendríamos que decir. Pero es un proyecto en constante evolución, y sobre todo que tiene la capacidad de mejorar día a día. Cuanto más se usa más mejora. Es un proyecto de colaboración entre iguales, donde miles de personas contribuyen con su conocimiento a consultar y completar las entradas. Un error puede ser solucionado en minutos, ¿cuanto tiempo se tarda en solucionar un error en una enciclopedia tradicional? Un nuevo acontecimiento es actualizado, prácticamente en cuestión de minutos. Por ejemplo, según un estudio de MIT, una obscenidad insertada al azar en Wikipedia, es eliminada en 1,7 minutos por termino medio.

Debemos ser conscientes (sobre todo las editoriales) que el escenario es muy diferente. El libre acceso a la generación y difusión de contenidos es un hecho. Guste o no, ya no es cuestión de unos pocos, o de las elites. Es cierto que esto provoca contenidos intrascendentes, equivocados, malintencionados, lo que puede crear confusión y ocultar en esta maraña las aportaciones realmente interesantes,  Como plantean algunos críticos como Andrew Keen «en vez de crear obras maestras, los millones de exuberantes monos están creando un bosque digital de mediocridad: comentarios políticos desinformados, pésimos vídeos caseros, música amateur, ilegibles poemas, novelas, ensayos” (Keen, 2008)10. Pero también aportaciones brillantes, profundas, rigurosas, innovadoras y creativas. Las fuentes se han diversificado y multiplicado hasta el infinito. ¿Qué podemos hacer ante esto? ¿Ignorarlas? ¿Decir que están equivocadas porque no se cual seleccionar? No. Ejercitar nuestra capacidad de crítica y análisis. Algo que siempre deberíamos hacer, y no hacemos, porque delegamos en alguien, que bajo la apariencia de imparcialidad, conocimiento o autoridad, decide lo que es adecuado o no por nosotros (consejos editoriales, comités de redacción, editores, etc.). No todo lo que sale en los medios de comunicación tradicionales es imparcial, ni verdad, pero nos fiamos de ellos, de una forma casi ciega, mágica me atrevería a decir. “Lo han dicho en la tele” ha sido durante años sinónimo de “esto es verdad”.

Esta estrategia del Grupo Planeta, resulta más curiosa cuando cuentan con autores como Enrique Dans11 que ha publicado “Todo va a cambiar. Tecnología y evolución: Adaptarse o desaparecer” (Dans, 2010)12. Dans hace afirmaciones como “El hecho patente y comprobado de que la Wikipedia sea, a día de hoy, la mejor, más completa y rigurosa enciclopedia del mundo resulta para muchas personas tan incomprensible, que están dispuestos directamente a negarlo, aunque se les pongan las pruebas delante de las narices”. Estaría pensando en Planeta. O autores tan populares como Tapscott y Williams con “Wikinomics: La nueva economía de las multitudes inteligentes” (Tapscott y William, 2007)13.. Por solo citar algunos.

Wikipedia podrá desaparecer en unos años, pero en cualquier caso nos esta enseñando claramente el camino. Con la colaboración masiva de los ciudadanos se puede construir conocimiento. Conocimiento, fiable y actualizado, comparable al desarrollado por los mejores expertos.

Nuestro vendedor sin perder el animo y con entusiasmo renovado se centro en el tema de la rapidez de acceso.

  • Además, acceder a un libro es mucho más fácil y rápido. Lo encuentras todo mas fácilmente.
  • ¿Más fácilmente que en que?
  • Que en Internet. Tienes tu libro lo coges y buscas rápidamente lo que quieres. Nosotros vendemos tiempo. Si no dispone de tiempo esta es su obra.

Bueno, esto podría ser cierto hace unos años. Pero hoy en día, con Internet móvil y redes Wi FI, se puede acceder a la información, donde se quiera y cuando se quiera. En cualquier momento y lugar. ¿Se puede encontrar algo más fácil, rápido y cómodo que acceder a la información desde el móvil? Sinceramente lo dudo. Cuando este de viaje ¿me llevo la enciclopedia “Rutas por España”? ¿Qué tomo? ¿Fotocopio las páginas? ¿Como hago las reservas del restaurante o del hotel? Esta claro que no. En rapidez y accesibilidad tampoco parece que pueda ser una ventaja, al compararse con la facilidad de acceso de los medios móviles.

Entonces saltamos a los niños. Si, los adultos pueden utilizar Internet, quizás el nicho de mercado este en los niños.

  • Para los niños Internet no es muy bueno.
  • Hombre tienen que acostumbrarse a utilizarlo, es el futuro…
  • No hombre, no, es mejor que tengan todo en un solo libro, si no se lían.
  • Bueno, parece el que gobierno esta tratando de introducir Internet en la escuela.
  • Para un niño es un lío, todo en un libro es mucho mejor.

Pues parece que no es así. Si algo parece estar claro es que nuestros niños y jóvenes deben aprender a desenvolverse en Internet, si queremos que tengan futuro. No solo porque debemos tratar que sean nativos digitales. Los nativos digitales son los jóvenes que están desplegando plenamente su aprendizaje en el entorno tecnológico cuya lengua materna es la de los ordenadores, los vídeo juegos e Internet14. Si no porque se esta produciendo una nueva forma de abordar el aprendizaje. El aprendizaje se produce de forma bidireccional y es construido entre todos, compartiendo, colaborando, creando, relacionando conceptos. La Web 2.0 se convierte en un entorno ideal para este modelo de aprendizaje.

En este contexto aparece el conectivismo. El conectivismo es una teoría del aprendizaje para la era digital que ha sido desarrollada por George Siemens15. Siemens plantea que el caos, la distribución en red de la información, requiere una manera de aprendizaje similar. Continuamente nueva información es adquirida dejando obsoleta la anterior. Se convierte en esencial la habilidad para discernir entre la información que es importante y la que es trivial, así como la capacidad para reconocer cuándo esta nueva información altera las decisiones tomadas en base a información pasada. Mientras para los padres y educadores (generalmente inmigrantes digitales) el “conocimiento es el poder«, en el mundo liderado por los nativos digitales “el poder está en compartir el conocimiento» (Prensky, 2004)16.

¿Cuál creo es el problema de esta estrategia para Planeta? Se esta planteando Internet como un enemigo a batir. Están planteando su estrategia en un escenario de pura competencia. Por eso tratan de resaltar todos los problemas que puede tener Internet. “O ellos o nosotros”. Unos frente a los otros. Entonces tratamos de demostrar que somos mucho mejores. Si esa es la estrategia, sin duda, serán ellos.

Con esta estrategia las grandes colecciones no tienen futuro. ¿Por qué no se plantean sus colecciones como algo complementario? ¿Cómo unas publicaciones que facilitan el acceso a Internet y la comprensión de su información? «No compito con Internet, esta bien, no es malo, pero estas colecciones te pueden facilitar el mejor uso de la red. Ayudarte a seleccionar la información mas adecuada, ser tu puerta de entrada.» Parece que puede ser un camino más lógico. En cambio tratan de mantener su modelo de negocio como si nada hubiera cambiado, y eso no es posible si quieren mantenerse.

Si sus competidores son distintos, y su estrategia debe ser diferente, también deben adaptar su política de precios. Hace algunos años, en precios debía competir con otras obras similares, el precio se comparaba con lo que ocurría en el sector. Ahora el precio se compara con Internet. Las referencias son distintas. ¿Cuánto estoy dispuesto a pagar por tener acceso a esa información? ¿Me aporta suficiente valor añadido por ese precio? Cuando no existía Internet el valor añadido era mucho en relación a otras alternativas. En un mundo “analógico” podían ser una buena opción. Pero ¿Qué ocurre en un “mundo digital”? Deberán ajustar sus precios para que me merezca la pena pagar el producto en función del valor añadido que me aporta con relación a otras opciones, y las otras opciones no son precisamente otros libros. El contexto es muy diferente, los precios para ser competitivos deben cambiar. Incluso pueden plantearse soluciones como contenidos online gratuitos y otros de pago. Centrarse en clientes muy especializados, fomentar la colaboración y relación con los usuarios, etc.

Deberán reflexionar sobre ¿Cual es el modelo de negocio ? ¿Que vendemos realmente? ¿Podemos encontrar un nuevo nicho de mercado? ¿Deberemos cambiar la política de precios?

Estas pueden ser alguna de las claves. El mensaje de Enrique Dans esta claro: “Adaptarse o desaparecer”. ¿Cuál es la alternativa que adoptará el Grupo Planeta con sus grandes colecciones?…

Para continuar con la reflexión recomiendo la visión de este ameno documental sobre Wikipedia.

La verdad según Wikipedia

1http://www.planeta.es/memoriaplaneta/es/grandes-5342.htm

2http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Portada

3 http://www.nature.com/

4 http://www.nature.com/nature/journal/v438/n7070/full/438900a.html

5 http://www.britannica.com/

6 http://passouline.blog.lemonde.fr/

7 VVAA: “La revolución Wikipedia” Alianza Editorial. Madrid 2008.

8 http://samvak.tripod.com/

9 http://www.americanchronicle.com/articles/view/11109

10 KEEN, ANDREW: “The Cult of the Amateur: How blogs, MySpace, YouTube, and the rest of today’s user-generated media are destroying our economy, our culture, and our values” Double Day, 2008

11 http://www.enriquedans.com/

12 DANS, ENRIQUE: “Todo va a cambiar. Tecnologia y evolucion: Adaptarse o desaparecer” Deusto, 2010.

13 TAPSCOTT, DON y WILLIAMS, ANTHONY D.:»Wikinomics: La Nueva Economía de las Multitudes inteligentes» Paidos Bolsillo, Barcelona 2007.

14 Han recibido otras muchas denominaciones como: Generación Facebook, Generación Y, Generación Internet, Generación Nintendo, Generación Digital, Generación Net, Nexters, Prosumidores, Millenial…

15 http://www.connectivism.ca/

16 PRENSKY ; MARCK: “The emerging online life of the digital native” http://www.marcprensky.com/writing/Prensky-The_Emerging_Online_Life_of_the_Digital_Native-03.pdf