La presentación utilizada en diferentes acciones formativas.

Todo se está transformado a nuestro alrededor, nuestra vida, la forma de comprender la realidad, los modelos sociales, la forma de aprender, la manera de acercarse a los productos, los consumidores, la economía, el perfil de los colaboradores, las organizaciones, las ONG, la ética, la forma de colaborar y de crear.  Podemos participar como nunca lo habíamos hecho antes, nuestra voz es amplificada y tenida en cuenta como nunca hubiéramos imaginado.  Se desarrollan entornos colaborativos donde aportan su conocimiento miles de personas, desarrollando lo que se conoce como “inteligencia colectiva”. Como plantea Jeff Jervis[3],uno de los periodistas y blogueros más famosos e influyentes “Ya no necesitamos empresas, gobiernos o instituciones para organizarnos. Ahora tenemos herramientas para hacerlo nosotros solos.  Nos podemos unir y encontrar alrededor de causas, malas empresas, el talento, negocios o ideas.  Podemos compartir y clasificar nuestro conocimiento y nuestro comportamiento.  Podemos comunicarnos y reunirnos en solo un momento.  También tenemos una nueva ética y nuevas actitudes que florecen de la nueva organización y que cambian la sociedad y la modelan con formas que no podemos ver todavía, con apertura y generosidad, colaboración y eficiencia.” (Jervis, 2010)[4]

Todos estos cambios, no se deben exclusivamente a cambios tecnológicos, mucha de esta tecnología lleva años con nosotros, sino porque estamos adoptando nuevos comportamientos (Shirky[5], 2012)[6].

En este escenario, si queremos que nuestras organizaciones continúen siendo eficaces y eficientes, deberemos adaptar nuestras formas de gestionar, organizar y planificar.  Tom Peters[7], gurú del management desde los años 70, saltó a la fama tras la publicación de “En Busca de la Excelencia[8], un libro en el que incitaba a los dirigentes a enfocar los negocios de un modo radicalmente distinto.  Hace algunos años, de forma provocadora planteaba “los tiempos locos exigen empresas locas […] Por fin casi todos hemos asimilado la idea de que «el cambio es la única constante».  Bueno, pues lo siento, ¡olvídese del cambio!  La palabra es débil.  Diga «revolución».  Lo que hacemos.  Lo que fabricamos.  La forma en que trabajamos.  Todas y cada una de estas cosas están sometidas a revolución”. (Peters, 2004)[9].  ¿Estamos preparados para ello? ¿Podremos asumirlo? ¿Tenemos los instrumentos para ello? ¿Seremos capaces de liderar este proceso?

Para Gary Hamel[14], uno de los más influyentes pensadores en estrategia y Management de los últimos años, el Management tal y como lo conocemos hoy en día es una disciplina madura y, como tal, incapaz de resolver los nuevos retos a los que se enfrentarán las organizaciones en el nuevo milenio.  Para Hamel se da la paradoja de que actualmente utilizamos “procesos empresariales del siglo XXI, facilitados por Internet, y procesos de Management de mediados del siglo XX, todo ello asentado sobre principios de Management del siglo XIX” (Hamel, 2009)[15].

Los sistemas de planificación y gestión no están diseñados, ni desarrollados para entornos 2.0.  Están pensados para entornos estables, donde la competencia es previsible, se hacen siempre las mismas tareas, se requiere que los miembros de la organización simplemente obedezcan y trabajen como autómatas.

Debemos diseñar sistemas de planificación capaces de responder a los cambios que se están produciendo en nuestra sociedad, nuevos modelos de organización, trabajo en red, innovación y creatividad, nuevos tipos de liderazgo, entornos cambiantes y convulsos, mercados inestables, usuarios que pueden elegir entre diferentes alternativas, la necesidad de que los miembros dediquen todo su potencial, creatividad y compromiso a la organización.  Por ello, planteamos la utilización de herramientas y técnicas de la Web 2.0, junto con instrumentos clásicos de planificación, para desarrollar la planificación estratégica.  Es en este contexto donde hablamos de wikiplanning o planificación 2.0.

Wikiplanning es el sistema de planificación para contextos complejos, que incorpora herramientas de la Web 2.0, para conocer de forma permanente, los cambios que se producen en el entorno y las expectativas de los diferentes grupos de interés, utilizando la inteligencia colectiva, la innovación abierta y el trabajo en red; empoderando a un grupo, colectivo u organización para que puedan colaborar en la decisión sobre su propio futuro y cual es el camino por el que deben avanzar, para responder eficaz y eficientemente a las exigencias del entorno y puedan crear la organización deseada.

Cómo llevar a cabo este proceso es lo que tratamos de explicar en esta presentación

Retos en La Planificación Estratégica en Las Entidades No Lucrativas by Pablo Navajo Gomez on Scribd