Sobra decir que el día 8 de marzo es un día simbólico para recordar la existente desigualdad entre mujeres y hombres.

Muchos artículos y actos se celebrarán, y a lo largo de todos estos años, desde que se estableciera por la Organización de Naciones Unidas dicho día han sido recordadas muchas mujeres que han realizado una contribución significativa para el avance de los derechos de la mujer, en definitiva para el avance de las sociedades.

Recordar que se inició como conmemoración a la mujer trabajadora en recuerdo a las mujeres fallecidas en el suceso ocurrido en la fábrica de Nueva York, aunque existen controversias al respecto, lo que sí es cierto es que aquel incendio, que provocó muertes, tenía que ver con una huelga protagonizada por mujeres reivindicativas y a partir de entonces, en el año 1.911 se quiso que el día 8 de marzo fuera el Día Internacional de la Mujer.

Pero aunque se tardase algún tiempo, el trabajo doméstico también ha sido no sólo reconocido sino reivindicado como labor que aporta a la sociedad y que ha de ser compartida por hombres y mujeres.

Sin dejar de reconocer y defender todo lo que he expuesto, yo quiero con estas letras rendir un homenaje a una mujer de nuestro tiempo.

Pudieran ser varias las que han contribuido a que se produzcan cambios en nuestra sociedad actual y por supuesto, muchas mujeres anónimas que cada día trabajan y contribuyen con su actitud a que esta sociedad sea realmente desarrollada. Porque para que realmente lo seamos, la voz y la aportación de más del 50% de la población ha de ser escuchada, atendida y reconocida.

No se trata de una científica, ni historiadora, ni escritora, ni ingeniera. Se trata de nuevo de una mujer dedicada a la política de primera fila en los últimos años, pero activista desde muy joven. Comprometida, luchadora y trabajadora incansable que durante el periodo 2004 a 2010 asume la Vicepresidencia 1ª y Ministerio de la Presidencia del Gobierno, convirtiéndose en la primera mujer que asume dicho cargo a la vez de ser la primera mujer que asume funciones de Presidenta del Gobierno durante un viaje del Presidente del Gobierno, además fue la primera mujer en la Historia de la democracia española, que sin ser monarca, preside un Consejo de Ministros.

Su trayectoria profesional y política es larga, estudió derecho en la Universidad Complutense de Madrid y es Titulada en Derecho Comunitario por la Universidad de Estrasburgo. Ingresó en el Cuerpo de Secretarios Jurídicos Laborales en el 1974 y pertenece a la Asociación de Jueces para la Democracia.

Es autora de La reforma de la jurisdicción laboral y Derechos humanos y Consejo de Europa, entre otras obras.

Ha desempeñado múltiples cargos, a partir de 1982 ejerció como Directora del Gabinete del Ministerio de Justicia hasta 1985, año en que es nombrada Directora General de Servicios del Ministerio de Justicia. En 1986 formó parte del Comité de Cooperación Jurídica del Consejo de Europa. En 1990 accedió a la magistratura y fue nombrada Vocal del Consejo General del Poder Judicial por elección del Senado (1994-1996). El 13 de mayo de 1994, el ministro Juan Alberto Belloch la designó para ocupar la Secretaría de Estado de Justicia.

En dicho periodo, participó en la instrucción de los sumarios del GAL, las escuchas ilegales del CESID y en la investigación del caso Roldán.

Ha sido diputada del PSOE por diferentes circunscripciones desde el año 1996 hasta el momento en el que deja su escaño en octubre de 2010 para pasar a formar parte del Consejo de Estado. Durante el periodo 2000-2004 fue la Secretaria General del Grupo Parlamentario

No sólo tiene una trayectoria profesional brillante sino que a lo largo de la misma se le han otorgado diferentes premios,como el Premio Isabel de Villena, en reconocimiento a su trayectoria en pro de la igualdad que lo recogió en Cuart de Poblet en julio de 2005. El 7 de octubre de 2006 se le entregó el Premio Tomás y Valiente en Fuenlabrada y recientemente, este año 2010 le fue entregado el Premio Ana Tutor a la trayectoria personal, que otorga el PSM-PSOE, junto con Dña. Alicia Gómez Montano, Periodista; la Federación de Mujeres Rurales FADEMUR; la Brigada Provincial de extranjería y documentación de Madrid; a Dña. Carmen Nicolasa Martín Jiménez, Militante veterana y a Dña. Francisca Sauquillo Pérez del Arco, Abogada.

Entre los muchos trabajos llevados a cabo por ella, su participación en la Ley Orgánica 1/2004, de 28 de diciembre, de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género, en la que tuve una pequeña aportación realizando una ponencia en Comisión del Congreso de los Diputados como Presidenta del Consejo General de Diplomados y Diplomadas en Trabajo Social y Asistentes Sociales de España, fué fundamental para que pudiéramos ponernos en primera línea europea en dicha materia y pudieramos ser un país referente en la misma.

Pero con este post lo que deseo es trasladar el reconocimiento de muchas mujeres y muchos hombres de este país que han considerado su labor política en estos últimos años como ejemplar. Ha demostrado la valía de las mujeres en un puesto que hasta entonces sólo habían ocupado los hombres y, de manera popular, ha tenido que sentirse querida por todos y todas las ciudadanas. Siempre ha sido excelentemente valorada y no sólo ha trabajado por todas y todos los españoles sino por todas las mujeres del mundo. Su aportación ha sido de gran valía.

Desde aquí quiero transmitirle mi enorme agradecimiento. Muchas gracias, María Teresa Fernández de la Vega Sanz. Y como diría ella, sumándose a la apuesta del PSOE: Las mujeres, fuerza esencial para salir de la crisis.