Millones de personas se sientan delante de su ordenador, con un gesto ya habitual se conectan a Internet, consultan la prensa, se bajan canciones, buscan documentos, miran su correo electrónico, chatean con los amigos, comparten fotografías, ven vídeos, hacen videoconferencias, se conectan a su red social, realizan compras, buscan vuelos, etc. Es algo tan normal en nuestras vidas, que parece que llevamos haciéndolo desde siempre y que todo el mundo puede acceder a este tipo de servicios. Tenemos la sensación de que siempre estuvo con nosotros1.

Pocos piensan que Internet es algo relativamente reciente y fruto de la “guerra fría”. Aparece ante la necesidad de conectar ordenadores que pudieran transmitir y compartir información de modo independiente, de tal forma que la desaparición de uno de ellos no afectara al funcionamiento de la red. Así en 1969 aparece ARPANET en la Universidad de California. A esta red rápidamente se fueron agregando más ordenadores, teniendo un crecimiento espectacular en pocos años. Si el origen fue militar, pronto pasa al ámbito académico y científico, como un canal para el intercambio de información, y centros de investigación y universidades de todo el mundo progresivamente se van uniendo a la red. La red desde sus origines nace con un espíritu de compartir conocimiento y colaborar.

La mayoría de edad de Internet llegó en 1992 con la creación de la Internet Society2 y en 1993 con el incremento de los ordenadores personales y el lanzamiento del primer navegador gráfico para Windows de la World Wide Web, el Mosaic. Internet comienza a entrar en los domicilios y aumenta de un modo espectacular el número de documentos en la red y de navegantes.

Entre 1997 y 2001 se produce lo que se denominó “burbuja.com”. Se produce en estos años un rápido aumento del valor en bolsa de las empresas vinculadas al nuevo sector de Internet y a la llamada Nueva Economía. El período fue marcado por la fundación (y en muchos casos, espectacular quiebra) de un nuevo grupo de compañías basadas en Internet designadas comúnmente empresas.com. Una combinación de un veloz aumento de precios de las acciones, la especulación individual y la gran disponibilidad de capital de riesgo crearon un ambiente de euforia. El negocio estaba en Internet. Todo el mundo invertía en este nuevo tipo de empresas, esperando enormes beneficios a corto plazo. Los rendimientos no fueron los esperados y rápidamente se produce la crisis. Las empresas.com comenzaron una serie de cierres, fusiones, adquisiciones y despidos, que hizo que muchos sostuvieran que la nueva economía nunca existió, que todo se trató de una gran “burbuja” montada por algunos oportunistas para ganar dinero rápidamente. Para poder ver la dimensión de la crisis, el índice Nasdaq3 llegó en marzo del año 2000 a cotizar sobre los 5000 puntos, llegando en poco tiempo a cotizar a 3500, y en octubre de 2002 su valor era de aproximadamente 1300 puntos, situándose en valores similares a los de diciembre de 1996. Internet no seria lo que algunos querían que fuese. El libre mercado parece, que en este caso, mató la gallina de huevos de oro.

De esta gran crisis, surge una nueva generación de usuarios, que toma las riendas de la innovación en la Red, ofreciendo sus resultados a una comunidad creciente de internautas. Es la interacción entre lo social (cómo y dónde nos comunicamos y relacionamos) y lo tecnológico (nuevas herramientas, sistemas, plataformas, aplicaciones y servicios). Aparece un nuevo concepto de Internet, la Web de las personas frente a la Web de los datos (Fumero, 2007)4, la Web de los ciudadanos frente a la Web de las empresas, la Web bidireccional frente a la Web unidireccional. Las Web 2.0 frente a la Web 1.0.

El término Web 2.0 fue acuñado por Dale Dougherty de O’Reilly Media en una tormenta de ideas con Craig Cline de MediaLive para desarrollar ideas para una conferencia. A ellos se unió John Battelle para tratar de dar un enfoque empresarial. O’Reilly Media, Battelle, y MediaLive realizan su primera conferencia sobre la Web 2.0 en octubre del 20045. En 2005, Tim O’Reilly6 define el concepto de Web 2.0. Este termino es un meme7, utilizado para referirse a una segunda generación en la historia del desarrollo de tecnología Web basada en comunidades de usuarios y una gama especial de servicios, como las redes sociales8, los blogs9, los wikis10 o las folcsonomías11, que fomentan la colaboración y el intercambio ágil y eficaz de información entre los usuarios de una comunidad o red social. La Web 2.0 es también llamada Web social por el enfoque colaborativo y de construcción social de esta herramienta.

 

Tomado de Cozic 12

Estamos hablando de una serie de aplicaciones y páginas de Internet que utilizan la inteligencia colectiva para proporcionar servicios interactivos en red dando al usuario el control de sus datos13. Podemos definir por lo tanto la Web 2.0 como «todas aquellas utilidades y servicios de Internet que se sustentan en una base de datos, la cual puede ser modificada por los usuarios del servicio, ya sea en su contenido (añadiendo, cambiando o borrando información o asociando datos a la información existente), bien en la forma de presentarlos o en contenido y forma simultáneamente” (Ribes, 2007)14

La Web 2.0 solo podemos entenderla por la confluencia de tres elementos : la comunidad donde el usuario aporta contenidos, interactúa con otros usuarios, crea redes de conocimiento, etc. La tecnología que facilita un mayor ancho de banda, permite transferir información a una velocidad antes inimaginable, servicios Web que permiten la interactividad entre los usuarios, y nuestro ordenador puede ser cliente y servidor al mismo tiempo y en cualquier lugar del mundo. Y por ultimo, una arquitectura modular que favorece la creación de aplicaciones complejas de forma más rápida y a un menor coste (VVAA, 2007)15 .

La Web se convierte en una plataforma de servicios accesibles a todos. Una de las razones de su éxito es la aplicabilidad de su filosofía y sus herramientas a cualquier ámbito. Hablamos de educación 2.016, de empresa 2.0, liderazgo 2.0, planificación 2.0, etc. La Web 2.0 no es solo tecnología es, fundamentalmente, una filosofía que se puede resumir en las siguientes en la participación y colaboración, con canales de comunicación que fluyen en todas las direcciones propiciando de esta forma una mayor interacción que permite compartir recursos y conocimiento como antes se había logrado. Pero también se produce una profundización en la democracia, puesto que son los usuarios los que tienen el gobierno de las redes sociales e imponen las reglas del juego en estas comunidades. Dotándose la red de un carácter público, ya que cualquier persona puede entrar a formar parte de la comunidad de forma sencilla e intuitiva. En definitiva estamos ante una obra colectiva donde todos participan y donde todos se benefician (Arroyo, 2007)17.

Esta filosofía tiene importantes efectos sociales. Como plantea John Seely Brown18,asesor del Rector de la Universidad del Sur de California, especialista en aprendizaje organizacional, gestión del conocimiento y sistemas adaptativos complejos, y Richard Adler, experto en publicidad y medios de comunicación, estamos evolucionando desde la perspectiva de “Pienso, por lo tanto, existo”, a la derivada del constructivismo social y la concepción misma de la Web 2.0: “Participo, por lo tanto,existo” (Seely y Adler, 2008)19

La Web 2.0 se sustenta sobre siete principios desarrollados (O’Reilly, 2005)20:

  1. World Wide Web como plataforma de trabajo. Las herramientas y sus contenidos existen en la propia Web y no en ordenador del usuario.
  2. Aprovecha la inteligencia colectiva. En el entorno Web 2.0 los usuarios actúan de la manera que deseen: en forma tradicional y pasiva, navegando a través de los contenidos; o en forma activa, creando y aportando sus contenidos.
  3. Gestión de las bases de datos como competencia básica. Este principio tiene una palabra clave: infoware (software más datos). Lo valioso de las aplicaciones Web 2.0 son los datos, ya que en muchos casos, el software es un recurso abierto o de fácil implementación.
  4. Fin del ciclo de las actualizaciones de versiones del software. Se transforman prototipos en versiones beta y se colocan en línea, utilizando el método de ensayo y error para aprender de la experiencia de los usuarios. De esta forma, se mejora la herramienta de forma constante, sin costes adicionales para el usuario, acelerando el proceso de mejoras a la aplicación.
  5. Modelos de programación ligera junto con la búsqueda de la simplicidad. Se pretende que las aplicaciones crezcan sin complicaciones para el desarrollador y que el usuario pueda ver los contenidos en la plataforma que desee a través de la sindicación21 y no cuando el desarrollador / proveedor disponga en su plataforma propietaria. Los modelos de programación ligera ponen énfasis en la reducción de la complejidad, donde menos es más, evitando las excesivas especificaciones y funciones del software empaquetado.
  6. Software no limitado a un solo dispositivo. Los servicios de la Web 2.0 no se limitan a los ordenadores. Los teléfonos móviles de tercera generación (3G) ocupan un importante espacio. Por otro lado, la sindicación evita tener que navegar por los sitios originales, facilitando la tarea de lectura de los contenidos previamente seleccionados.
  7. Búsqueda de experiencias enriquecedoras para los usuarios. Contenidos dinámicos atractivos enriquecedores, sencillos, amigables….

A pesar de las grandes expectativas, no faltan voces criticas que cuestionan el impacto real que la Web 2.0 tiene en la sociedad, presentando argumentos como los que Celaya sintetiza (Celaya, 2008)22:

  1. La red es únicamente puro marketing. Entorno a la Web 2.0 es cierto que existe mucho marketing, pero no puede ser abordada solamente desde este punto de vista. Todavía en muchos casos no sabemos por dónde evolucionará, pero existen ya hoy en día suficientes experiencias cono para afirmar que en torno a la Web 2.0 tenemos algo más que marketing.
  2. Existen pocos blogs que pertenezcan a grandes organizaciones. Pero existen millones de blogs con una enorme influencia. En muchas ocasiones las grandes organizaciones se muestran recelosas a la hora de desarrollar blogs corporativos. Esto es únicamente una cuestión de tiempo. En cambio, las pequeñas organizaciones y personas individuales se han lanzado a este espacio, por los bajos costes y las casi nulas barreras de entrada.
  3. Escasos usuarios activos en la red. Es cierto que escasamente un 1% de los usuarios participa activamente en la red. Este es posiblemente uno de los grandes retos. Pero aun con un 1% estamos hablando de muchos millones de internautas que día a día comparten su conocimiento.
  4. Escaso numero de comentarios en la red. Consecuencia de mito anterior. Es cierto que puede ser escaso el numero de comentarios en los espacios formales de las organizaciones, pero son millones los que aparecen en espacios informales, organizados por los propios usuarios. ¿En qué tendremos que cambiar?
  5. Riesgos del anonimato. El anonimato puede ser uno de los elementos negativos de la Web 2.0. Por un lado, debemos poder decidir qué datos personales hacemos públicos y cuáles no. Por otro, se da más valor a las opiniones cualificadas y respetadas.
  6. ¿Inteligencia colectiva? No tanta si se observa la escasa calidad de las aportaciones. Que cualquiera pueda aportar contenido, que cualquier opinión pueda ser vertida en la red, no está exento de riesgos. Tendremos que aprender a diferenciar aquellas informaciones y contenidos de calidad de aquellos que no la tienen son. Pero tampoco olvidemos que en el ámbito de los “expertos” se publican miles de artículos, publicaciones, reportajes plagados de errores. Ahora bien, que muchas personas apoyen una idea no quiere decir que esta sea correcta.
  7. Poca democratización real de las organizaciones. Aunque la Web 2.0 puede hacer que las organizaciones funcionen de una forma mas participativa, colaborativa y transparente, esto no se logra únicamente por la utilización de la tecnología. Para provocar estos cambios se tienen quedar profundas transformaciones culturales, de valores y apropiación de la tecnología por parte de los usuarios.
  8. Mejor atención a los grupos de interés. Es cierto que la Web 2.0 puede permitirnos escuchar las demandas, dudas, aportaciones, de los diferentes grupos de interés. Tenemos una gran oportunidad en esta tecnología. ¿Cuantos la aprovecharan?

Para ver que supone el concepto de una forma visual se suele utilizar lo que se denomina Mapa Visual de la Web 2.0. Este mapa agrupa de forma visual los principales conceptos que habitualmente se relacionan con la Web 2.0.

Referencias 

1 Para una visión irónica de cómo Internet afecta a nuestras vidas podemos leer los post de Antonio Domingo “Hola soy Antonio y soy adicto a Internet” http://www.antoniodomingo.com/2009/02/09/hola-soy-antonio-y-soy-adicto-a-internet/ y “Soy adicto a Internet y me voy a desenganchar” http://www.antoniodomingo.com/2010/05/17/soy-adicto-a-internet-y-me-voy-a-desenganchar/

2 http://www.isoc.org/

3 Es un índice bursátil de Estados Unidos que recoge a los 100 valores de las compañías más importantes del sector de la industria incluyendo empresas de hardware y de software, las telecomunicaciones, venta al comercio al por menor/por mayor y biotecnología inscritos en la Bolsa de Nueva York.

4 FUMERO, ANTONIO “Contexto socio técnico” en FUMERO, ANTONIO Y ROCA, GENIS: “Web 2.0”, Fundación Orange, 2007

5 http://es.wikipedia.org/wiki/Web_2.0

6 http://radar.oreilly.com/

7 Meme: Noción o idea que se propaga como un virus replicándose a través de las redes, los mass media y la comunicación interpersonal, en forma contagiosa. Internet y la Web 2.0 contribuye a la expansión y propagación de este tipo de ideas

8 Una red social es una estructura social que se puede representar en forma de uno o varios grafos en los cuales los nodos representan individuos (a veces denominados actores) y las aristas relaciones entre ellos. Son aplicaciones web que nos permiten conectar a las personas con sus amigos e incluso realizar nuevas amistades. Además, permiten a los usuarios compartir contenido, interactuar y crear comunidades sobre intereses similares.

9 Un blog, o en español también una bitácora, es un sitio Web periódicamente actualizado que recopila cronológicamente textos o artículos de uno o varios autores, apareciendo primero el más reciente, donde el autor conserva siempre la libertad de dejar publicado lo que crea pertinente.

10 Un Wiki, o una Wiki, es un sitio Web cuyas páginas Web pueden ser editadas por múltiples voluntarios a través del navegador web. Los usuarios pueden crear, modificar o borrar un mismo texto que comparten

11 “Folc” proviene del alemán “pueblo” (Volk). y etimológicamente (folc+taxo+nomía) significa literalmente “clasificación gestionada por el pueblo (o democrática)”. Folcsonomía o folksonomía es una indexación social, es decir, la clasificación colaborativa por medio de etiquetas simples en un espacio de nombres llano, sin jerarquías ni relaciones de parentesco predeterminadas.

12 COZIC, FRÉDÉRIC: “Le Web2.0 illustré en une seule image” http://blog.aysoon.com/le-web20-illustre-en-une-seule-image 18 de julio 2007

13 http://es.wikipedia.org/wiki/Web_2.0

14 RIBES, XAVIER: “La Web 2.0. El valor de los metadatos y de la inteligencia colectiva” en Telos. Cuadernos de Comunicación e Innovación», n. 73 (2007) de la Fundación Telefónica. http://sociedadinformacion.fundacion.telefonica.com/telos/articuloperspectiva.asp@idarticulo=2&rev=73.htm

15 VV.AA.: “Web 2.0 El negocio de las redes sociales”. Fundación para la Innovación Bankinter, 2007

16 http://www.youtube.com/watch?gl=ES&hl=es&v=dGCJ46vyR9o

17 ARROYO VÁZQUEZ, NATALIA (2007). “¿Web 2.0? ¿Web social? ¿qué es eso?” en: «Bibliotecas y Web social”. Educación y Biblioteca, núm. 161. http://eprints.rclis.org/archive/00011752/01/EYB_NA07.pdf

18 http://www.johnseelybrown.com/

19 SEELY BROWN, JOHN AND. ADLER, RICHARD P: “Minds On Fire: open education, the long tail and learning 2.0” En Educause Review, Enero Febrero 2008. http://www.johnseelybrown.com/mindsonfire.pdf

20 O´REILLY, TIM: “Qué es Web 2.0. Patrones del diseño y modelos del negocio para la siguiente generación del software” en Boletín de la Sociedad de la Información de Telefónica http://sociedadinformacion.fundacion.telefonica.com/DYC/SHI/seccion=1188&idioma=es_ES&id=2009100116300061&activo=4.do?elem=2146

21 Etiquetado de contenidos de aplicaciones Web para su distribución automática a través de diferentes plataformas. Redifusión web (o sindicación web) es el reenvío o reemisión de contenidos desde una fuente original (sitio web de origen) hasta otro sitio web de destino (receptor) que a su vez se convierte en emisor puesto que pone a disposición de sus usuarios los contenidos a los que en un principio sólo podían tener acceso los usuarios del sitio web de origen.

22 CELAYA, JAVIER: “La empresa en la Web 2.0: El impacto de la redes sociales y las nuevas formas de comunicación online en la estrategia empresarial”, Gestión 2000, Barcelona 2008.