Para Almansa (Almansa, 1999)1 una organización puede adoptar sus estrategias en función de las demandas de los beneficiarios y de las capacidades de la organización. Con estas dos variables plantea la siguiente matriz:

Especialización/experiencia

Poca experiencia (-)

Especialización (+)

Adecuación a las demandas y necesidades

Demandas de los beneficiarios (+)

A MEDIDA DE LOS BENEFICIARIOS

Posicionamiento irresponsable

Se trata de responder a cualquier necesidad que los beneficiarios consideran importante, pero sin tener la experiencia ni las capacidades adecuadas.

A MEDIDA DE TODOS

Posicionamiento óptimo

La ONG esta ofreciendo servicios que se ajustan a las prioridades de los beneficiarios y los hace con experiencia, capacidades y recursos adecuados.

Imposición (-)

A MEDIDA DE NADIE

Posicionamiento pésimo

No se responde a las necesidades de los beneficiarios ni la organización está preparada para ejecutar adecuadamente lo que está haciendo.

A MEDIDA DE LA ORGANIZACIÓN

Posicionamiento basado en capacidades

Los beneficiarios reciben determinado tipo de servicios, que aunque de elevada calidad, no satisfacen sus necesidades fundamentales.

  • Posicionamiento irresponsable. La organización está prestando un servicio necesario y demandado por los usuarios, pero para el que no cuenta con las capacidades adecuadas. Estas organizaciones suelen moverse por planteamientos oportunistas, cuando surge un ámbito para el que existe una financiación abundante, aunque no se tenga la experiencia y capacidad para prestarlos adecuadamente.
  • Posicionamiento óptimo. La organización presta un servicio demandado y necesario para el que además cuenta con las capacidades para prestarlo adecuadamente. Sería la situación óptima, donde se encuentran la oferta y la demanda.
  • Posicionamiento pésimo. Es la peor de las situaciones ni los servicios son demandados, ni la organización cuenta con la capacidad necesaria para prestarlos adecuadamente.
  • Posicionamiento basado en capacidades. Representa un posicionamiento orientado claramente desde la oferta. La organización hace lo que sabe hacer, aunque no sea necesario ni responda a las demandas.

1ALMANSA, F.: “Reflexiones sobre ética y cooperación para el desarrollo”. Intermon, Madrid, 1999.