Una vez analizado el contexto interno y externo y fijado la misión, visión y priorizados los objetivos, debemos pasar a la elección de las estrategias adecuadas. Una estrategia “es una línea, un camino, que indica y plantea cómo lograr una misión u objetivo para nuestra organización” (Asís, Gross, Lillo y Rabadán, ¿?)1, muestra los pasos fundamentales que una organización debe dar para el logro de los objetivos y lograr ventaja competitiva. Ventaja competitiva es el “dominio y control por parte de una empresa de una característica, habilidad, recursos o comportamiento que incrementa su eficiencia y le permite distanciarse de la competencia” (Bueno y Morcillo, 1994)2, se produce básicamente por liderazgo de costes y diferenciación del producto (Porter, 1982)3. Los cuatro elementos o componentes fundamentales de la estrategia son (Ansoff, 1976)4:

  • El campo de actividad. Viene dado por los diferentes proyectos que la organización gestiona o

Más >